Novedades

Encuentro de Farmacia y Bioquímica

Publicado el 03/06/2015 en Académicas

El 28 y 29 de mayo se desarrolló en la sede centro y en el campus de la Universidad Católica de Córdoba el primer encuentro anual del Ente Coordinador de Unidades Académicas de Farmacia y Bioquímica (ECUAFyB). El organismo fue creado para promover la interrelación entre estas y congrega a las facultades de universidades públicas y privadas. Se concreta dos veces por año en distintas localidades y provincias de la Argentina.

En esta ocasión, participaron alrededor de veinte unidades académicas (U.B.A., U.N.C., U.N.R., etc.). Fueron dos jornadas diarias e intensas en las que se debatieron ítems esenciales tales como: problemáticas comunes y de interés a nivel académico y profesional; coordinación con ministerios; agenda de posgrado; análisis de temas de la currícula de las carreras (como por ejemplo el uso de armas químicas y biológicas); entre otros de los puntos de debate que abordaron las autoridades académicas. “Posteriormente, los decanos nos pudimos anoticiar sobre distintos temas de trabajo que tenemos a lo largo de esta primera parte del año y, lo que fue la preocupación central del encuentro, tratamos las actividades reservadas para los títulos de estas carreras y los alcances compartidos que vendrán de ahora en más”, agregó el magíster Federico Giraudo, decano de la Facultad de Ciencias Químicas de nuestra universidad que tuvo el privilegio de ser esta vez la anfitriona.

El doctor Esteban Serra, decano de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario (U.N.R.) destacó la trascendencia del encuentro y del ECUAFyB en sí, al reunir a facultades que ofrecen “carreras importantes de formación básica, algunas más orientadas a la salud, todas de base química con un impacto importante en actividades que hacen al desarrollo del país, en el eje de la salud pero también en el tecnológico”.

Por su parte, el doctor Sixto Raúl Costamgna, del departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional del Sur (Bahía Blanca), expresó: “Estas reuniones son muy importantes porque homogeniza un poco la educación de la farmacia y la bioquímica en todo el país; se fijan objetivos, metas y problemas comunes a plantear ante el ministerio de Educación o ante la Comisión de Acreditación. Y, también, nos permiten un espacio de intercambio para todas esas problemáticas, fortalezas y debilidades que tenemos, además de ser un punto de reunión y esparcimiento profesional muy importante para poder intercambiar argumentos respecto a las carreras”.

La matrícula anual, un tema importante

Sin dudas que un tema que preocupa, y ocupa, a las facultades de Farmacia y Bioquímica del país es la disminución registrada en los últimos años en la matrícula anual de muchas de sus carreras. Las autoridades presentes consultadas coincidieron en que es una realidad común y, en general, compartida a nivel nacional. A raíz de esta situación, en las unidades académicas de las distintas universidades se toman decisiones y se llevan adelante acciones en pos de aumentar el número de ingresantes y evitar la deserción.

Serra, haciendo un análisis general y particular sobre esta cuestión, expuso: “El tema de la matrícula es bastante complejo. En el caso de nuestra unidad académica desde hace varios años tenemos actividades de coordinación con los estudiantes del último año de secundaria; esto ha provocado que los estudiantes que llegan hoy en día a nuestra facultad estén mejor en lo vocacional que lo que estaban hace unos años. Es cierto que el número de inscriptos disminuyó un poco pero también lo es el hecho de que estos hacen una elección más segura, hay menos deserción. Hablamos de carreras que son observadas por la juventud como difíciles y realmente requieren una profunda dedicación; la química, en particular, suele ser una disciplina con mala fama en la secundaria. El trabajo con los secundarios es, justamente, para mejorar la enseñanza de esas materias y la percepción que se tiene de ellas”.

“Las provincias, que son las jurisdicciones en la educación secundaria, son muy distintas, por lo que el problema de articulación de las universidades con las jurisdicciones es muy diferente provincia a provincia; hay algunas que están mejor que otras en ese sentido. En los últimos años, desde la Secretaría de Políticas Universitarias (S.P.U.), se lanzaron algunos programas para llevar adelante proyectos de coordinación con las escuelas secundarias para carreras tecnológicas, no sólo químicas sino ingenierías en general, que hoy desde el Gobierno se observan como de interés para ser fomentadas especialmente. Pero no se puede hacer una descripción general porque la secundaria, al estar en el ejido provincial, responde a situaciones distintas”, agregó el decano de la U.N.R.

Por su parte, Costamagna, de la U.N.S., consideró: “La cantidad de ingresantes está en desmedro. No ha disminuido demasiado pero sí se nota un descenso sobre todo en estos últimos cinco años. Pero esto no significa que haya disminuido la matrícula de la universidad sino que, al haber mayor oferta académica, se han dispersado hacia otras áreas, a veces similares y otras no. En Bioquímica ha disminuido un 20% aproximadamente en los últimos cinco o seis años”.

Haciendo un análisis a nivel nacional, el representante de la universidad de Bahía Blanca, opinó: “No hay ningún plan específico para aumentar la matrícula. El enfoque del estado nacional está en el área de la industria y en el de los ingenieros, no precisamente en de la salud. Es decir, no hay incentivos especiales para nuestros alumnos más allá de los que salen publicados en la S.P.U. que son comunes a la mayoría de las carreras”.

Justificando el porqué de la necesidad de fomentar este tipo de carreras, Costamagna resaltó: “Para el tema salud son fundamentales. Los avances bioquímicos, que se obtienen principalmente de la investigación en las universidades o en centros de investigación como el que ustedes tienen en la UCC, el CIDIE (Centro de Investigación y Desarrollo en Inmunología y Enfermedades Infecciosas), son fundamentales para el progreso en el diagnóstico y en el pronóstico de los que pueden ser blancos terapéuticos para el tratamiento y para mejorar la salud de la población. De hecho se ha prolongado la expectativa de vida y el tiempo de vida útil del ser humano, y eso es fruto de las investigaciones básicas en el campo de la bioquímica aplicadas a la salud”.

  encuentro     ecuafyb     farmacia     facultad de ciencias químicas     ucc     bioquímica     2015     universidad católica de córdoba  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn