Noticias UCC

Jóvenes en la educación superior

Publicado el 28/09/2015 en Educación

“Hay nuevos jóvenes en un viejo escenario”  es una de las ideas que aportan Mónica Coronado* (MC) y María José Gómez Boulin** (MJG), expertas en Educación superior, que visitarán nuestra Universidad para exponer en el taller Desafíos de la orientación, tutorías y acompañamiento de las trayectorias estudiantiles en la Educación Superior. Además, presentarán en Córdoba el libro de su autoría: Orientación, Tutorías y Acompañamiento en Educación Superior. Análisis de trayectorias estudiantiles. Los jóvenes ante sus encrucijadas de Noveduc.

– ¿Cuáles son las problemáticas más comunes que enfrentan los jóvenes en esta etapa de su educación y cuáles suelen ser sus principales necesidades? 

MC– Además de las problemáticas típicas de la etapa que transitan como la construcción de su identidad, los jóvenes enfrentan los desafíos de un nivel educativo muy exigente en tiempo y dedicación, que compite con otras actividades de su vida (laborales, familiares, de amistad y pareja).

En lo cognitivo, su ingreso al nivel superior les exige reformular sus estrategias de aprendizaje, consolidar su capacidad para motivarse y autorregularse, mejorar su capacidad de abstracción, atención y memoria. En lo social, adaptarse e integrarse a un nuevo contexto, socializarse en las pautas de la vida universitaria y establecer nuevos vínculos con una institución muy compleja, en la cual están librados a su propia iniciativa. En lo político, participar de la vida institucional como miembro activo de una comunidad. 

En  este período requieren apoyos para el logro de su autonomía, espacios y tiempos para dedicarse al estudio y la lectura, apoyo familiar y eventualmente, económico. 

– ¿En qué parte de este ciclo se suelen dar los mayores problemas?

MJG– Cada uno de los períodos tiene sus propios problemas, no obstante el ingreso es el punto de quiebre entre niveles y es donde se pone a prueba el futuro estudiante. Por otra parte, primer año es el que tiene mayores niveles de abandono, demora y recursado y en este período un porcentaje elevado de alumnos se hacen planteamientos vocacionales o hacen crisis porque se sienten desbordados por las exigencias. 

–¿Cómo y desde qué espacios se “acompañan” estas  trayectorias educativas? 

MC– Cada institución tiene diversas perspectivas sobre qué necesitan y cómo apoyar a los estudiantes. Generalmente hay departamentos o áreas que ofrecen orientación, también tutorías y servicios diversos para sostenerlos y estimularlos. La configuración de estos servicios depende de cuestiones de índole económica, política o, en último caso, pedagógica. Factores tales como la ausencia de recursos materiales o de recursos humanos formados para esta función suelen minimizarse en el impacto en la eficacia de estos servicios.

–¿Cuáles son las técnicas que dan mejores resultados para  hacer efectivo este acompañamiento? 

MJG– No hay técnicas sino más bien estrategias complejas. Una de ellas es conocer al estudiante, que cambia cohorte a cohorte: quién es, qué hace, ¿trabaja?, qué tipo de dificultades tiene. Escucharlos para luego diseñar abordajes que respondan realmente a sus necesidades y no a los criterios e intereses institucionales. 

–¿Cuál es el objetivo final de este proceso?

MC– Que puedan encontrar en las instituciones de nivel superior lo que necesitan para desarrollar sus capacidades, habilidades, capacidad crítica,  talentos, intereses y, a la vez, servir con ellos a una sociedad que los necesita, comprometidos como ciudadanos y profesionales. 

–¿Qué sucede cuando no se da un proceso efectivo?

MJG– Mucha frustración no sólo de los jóvenes sino también de los docentes; bajo rendimiento, deserción y demora en la finalización. 

–¿Cuáles son  las mayores dificultades que enfrentan los  docentes y las instituciones educativas en el campo de la educación superior? 

MC– Fundamentalmente los cambios culturales, sociales y tecnológicos. Hay nuevos jóvenes en un viejo escenario, y les cuesta a los docentes adaptar sus didácticas, incorporar las tecnologías de la información y la comunicación. 

Por su parte, las instituciones afrontan desafíos que tienen que ver con la masificación y la universalización del nivel, con nuevas poblaciones que hoy llegan y no son homogéneas como antaño. 

–¿Cómo influye  la sociedad de hoy en referencia a este  tema? 

MJG– Mucho, entre otros: el "todo a corto plazo" que deteriora la capacidad de proyectarse al futuro; la liquidez de los vínculos y el descompromiso; la ausencia de apoyo a los jóvenes que se esfuerzan; la educación familiar sobreprotectora (los "padres helicóptero") que bloquean los procesos de autonomía de los jóvenes; la precariedad de las inserciones laborales de los más jóvenes, etc.

–¿Cuál es la situación particular de las mujeres hoy en educación superior? ¿Siguen teniendo dificultades para acceder y cumplir con lo requerido?

MC– Estadísticamente, las mujeres superan numéricamente a los varones en cuanto a matrícula en el nivel y en porcentaje de graduación, no obstante sigue habiendo estereotipos de género que afectan la distribución de la matrícula de modo tal que hay carreras que son casi exclusivas de varones y otras de mujeres. Los roles de madre afectan su desempeño académico cuando carecen de sistemas de apoyo familiar o de recursos para solventar el cuidado de sus hijos. Muchas instituciones de nivel superior ponen a su disposición guarderías o entienden que hay licencias especiales para ellas. 

–¿Cómo debe proyectar la Universidad las actividades de apoyo? 

MJG– Identificando las necesidades estudiantiles, a través de diversas fuentes; formando en servicio a los docentes y consolidando los servicios de orientación como espacios interdisciplinarios. 


----------------------------------
(*) 
Psicopedagoga y Especialista en Docencia Universitaria por la Universidad Nacional de Cuyo. Es docente e investigadora en varias universidades y Consultora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)

(**) Especialista en Docencia Universitaria (UNCuyo), Magíster en Educación Superior (UTN). Es docente e investigadora en diferentes universidades. Es autora de numerosos artículos y de cuatro libros de la editorial Noveduc.

  maría josé gómez boulin     universidad católica de córdoba     noricias ucc     educación superior     jóvenes     mónica coronado  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn