Pasión por la Ingeniería


Publicado el 15/11/2019 en Egresados

Carolina Bottino es Ingeniera de Sistemas. Tiene 26 años y después de trabajar en Mercado Libre se fue a vivir a Buenos Aires, donde trabaja como desarrolladora en la AFIP. Nos cuenta sus experiencias laborales, cómo fue su paso por la Católica y su pasión por la ingeniería.

¿Por qué elegiste tu carrera?

Cuando elegí ser ingeniera no había mucha información sobre lo que hace un ingeniero, los sistemas no estaban tan informatizados como lo están hoy. Pero tengo dos tíos que son ingenieros y siempre me transmitieron con mucha emoción lo que hacen. Eso me inspiró.

¿Qué recordás de tu paso por la facu?

Mi experiencia fue muy linda. Por momentos complicada, por ser mujer; por momentos solitaria, por ser una carrera que no muchos eligen. Pero, sobre todo, linda. La recuerdo con mucho amor y si volviera el tiempo atrás, la volvería a vivir.  En su momento elegí la UCC porque mis tíos egresaron en esta Universidad, porque me gustó mucho la forma de encarar la profesión y el acompañamiento de las y los profesores. No me equivoqué y nunca me arrepentí de la decisión que tomé en ese entonces. Tuve la suerte de tener profes jóvenes, ingenieros e ingenieras en su mayoría, muy capaces. Puedo dar fe que lo que aprendí fue en serio y noté la diferencia al ingresar al mercado laboral.

¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo laboral?

Yo empecé a trabajar gracias a la práctica preprofesional supervisada de la facu. Varios de mis profesores trabajaban en Mercado Libre y me ofrecieron un puesto de pasante ahí. Hice mi pasantía de seis meses y luego me renovaron el contrato pero ya para tiempo completo, en planta permanente. Me encantó trabajar en Mercado Libre. El producto es muy interesante, las tecnologías son súper actuales y la gente es muy cálida. Además de "sacarme el nylon", me enseñó a no tener miedo a equivocarme; a entender cómo funciona el comercio electrónico y el papel fundamental que tenemos los informáticos en las tareas cotidianas del día a día. Lo que más me gustó fue ese sentimiento de satisfacción de decir: hoy pude hacer algo por alguien más... hoy la gente no necesita levantarse de su casa para retirar un paquete porque gracias a mi trabajo, el paquete le llega en menos días y a su puerta. 

¿En dónde trabajas actualmente?

Hace poco me vine a trabajar a la AFIP en Buenos Aires. Acá soy desarrolladora. Tomo casos de uso y ayudo en su implementación.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? ¿Y qué cosas menos?

Lo que más me gusta de mi trabajo es que ese sentimiento de "hoy hice algo por alguien más." Ya no se reduce a quienes compran online, ahora es para todo el país. Ahora trabajo para mis abuelos, mis padres, mis hermanos, amigos, para todas y todos. Estando acá doy fe de que, por más que a veces las soluciones no funcionan como esperamos, se trabaja mucho y todos dan lo mejor de sí en el día a día. Es súper satisfactorio. Lo que menos me gusta es que, al ser un organismo tan antiguo y con tanta trayectoria, muchas formas de administración o del día a día se han quedado en el tiempo. Trabajar en el sector privado me permitió conocer un ritmo de trabajo y de toma de decisiones que en el sector público es complicado lograr, por un lado debido al impacto que eso genera en el usuario final, y por otro lado debido a la edad de la mayoría de las personas que trabajan aquí. 

¿Qué encontraste en la ingeniería?

Estudiar Ingeniería de Sistemas me enseñó muchísimo la importancia entre la relación de las partes. Me enseñó que el sistema es el todo, que no puede resumirse a cada entidad. Trabajar como ingeniera de sistemas es un desafío constante. En una era tan informatizada como la nuestra, donde todo es "para ayer" y donde los usuarios son tan impacientes, es muy complicado tomarse el tiempo para detenerse y pensar si lo que se hace es lo mejor.  El ritmo de trabajo, tanto en el ámbito privado como en el público, es muy agitado. Como ingeniera no es suficiente saber sobre informática, computadoras y lenguajes de programación, tenes que saber sobre contabilidad si queres desarrollar un sistema de cobros, sobre derecho si queres que tu solución ayude a llevar adelante un juicio, sobre el rubro agropecuario si necesitas mejorar los niveles de producción de una empresa en el campo. Sistemas es inmenso, es increíble. Y esa inmensidad te enseña a ser paciente, a ser empático. Amo mi profesión. Nací para ser ingeniera.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

Aprender de quienes tienen más experiencia que yo, aprovechar ese recorrido hecho para entender lo bueno de lo anterior y estudiar para poder proponer algo eficiente a futuro. Al resto, se lo dejo al destino.

  graduados     sistemas     Mercado Libre     Carolina Bottino     Ingeniería en Sistemas     AFIP         ingeniería     Facultad de Ingeniería     UCC     prácticas preprofesionales supervisadas  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn