Cecilia Nievas, ingeniera civil


Publicado el 23/08/2018 en Egresados

La primera noche en mi habitación de la residencia estudiantil en Grenoble fue uno de los momentos más especiales de mi vida. Tengo grabados los colores, la luz, los sonidos, la temperatura del aire. Era el comienzo de algo con lo que había soñado y que me provocaba alegría y temor a la vez. Sé que suena a cliché, pero vivir en otro país te cambia profundamente.

Normalmente, transitamos por los sistemas humanos en los que estamos inmersos sin preguntarnos por qué las cosas son como son y no de otra forma… Distintas líneas de pensamiento y lógicas que le dan forma a sociedades enteras. Hablo desde la organización de los asentamientos urbanos, los sistemas de transporte, los documentos que se consideran importantes como prueba de algo, los sistemas impositivos… hasta los productos que se venden en el supermercado y las horas en las que los comercios están abiertos o cerrados.

Desde ese entonces, ya me he mudado a dos países más, Italia y Alemania, y cada vez es una nueva aventura descubrir cómo funcionan.

Así me decidí

Soy ingeniera civil egresada de nuestra UCC y siempre supe que, una vez terminada mi carrera de grado, iba a seguir estudiando. Al momento de terminar, hace casi diez años, ya estaba trabajando en un estudio de cálculo de estructuras y seguí allí un tiempo más. A su vez, comencé también a trabajar como docente y tomé un curso sobre didáctica.

Un amigo me comentó sobre las becas Erasmus Mundus de la Comisión Europea y corrí contra reloj para presentarme en dos programas que me gustaron mucho. Como me aceptaron en ambos, tuve que elegir y mi decisión fue por el programa MEEES, Masters in Earthquake Engineering and Engineering Seismology, que involucra a universidades de Grenoble (Francia), Pavía (Italia), Patras (Grecia) y Ankara (Turquía). El programa dura un año y medio y uno debe elegir dos de las cuatro universidades.

Hice mi primer semestre en Grenoble y luego me radiqué en Pavía, a donde me quedé luego para hacer el doctorado en Ingeniería Sísmica. En marzo de 2017 me mudé a Berlín y desde que terminé el doctorado estoy trabajando como consultora independiente, haciendo investigación aplicada financiada por empresas privadas.

En el aspecto interpersonal, es difícil describir los vínculos que se desarrollan con gente que nació en tan diversos lugares y se encuentra ahí por motivos muy similares a los de uno. De alguna manera nos convertimos en una familia. Mi primera Navidad en Europa la pasé en la casa de una amiga cipriota, cuya familia me trató como si fuera una más. Fui a la misa del 25 con ellos a la iglesia Ortodoxa Griega. ¡Tan distinto todo! Una amiga taiwanesa me acompañó a Italia sólo para ayudarme en la mudanza y un amigo portugués me llevó de tour por Portugal. Todo esto, durante el mi primer año en Europa.

En todos estos años, puedo afirmar que conocí gente hermosa y compartí momentos muy especiales con cada uno. En septiembre voy a casarme y será con mi novio londinense al que conocí en Pavía.

De vez en cuando extraño la Argentina, sobre todo cuando recién vuelvo de visita porque todo está fresco en la mente y en el corazón. De todas formas, suelo decir que sigo acumulando lugares a los que llamo casa y extraño. Es un sentimiento peculiar porque ya nunca jamás podré estar en un solo sitio que tenga todo y a todos a quienes quiero. Igualmente soy feliz teniendo un espacio en mi corazón para cada una de estas personas y lugares.

Como dice Isabel Allende en Mi país inventado, en donde habla sobre su relación con Chile y los Estados Unidos, “mi corazón no está dividido, sino que se ha ensanchado.”


 Seguí a Cecilia en LinkedIN.

  ingeniería civil     egresados ucc     graduados ucc     cecilia nievas ingeniera civil     universidad católica de córdoba     alumni ucc  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn